Liberación de lazos emocionales

¿Qué son los lazos emocionales?

Cuando nos unimos emocionalmente a alguien se crean unos lazos etéricos que nos unirán para siempre energética y emocionalmente con esa persona. Podemos imaginárnoslo como unas cuerdas o cadenas invisibles:

Lazos emocinales

Estos lazos nos procuran estar conectados al 100% con la otra persona y, dependiendo de la sensibilidad de cada uno, podemos sentir las emociones de la otra parte e incluso el dolor físico, son esas relaciones tan estrechas que te permiten averiguar el estado de la otra persona tan sólo pensando y conectándote con ella.

Para comprenderlo mejor podríamos compararlo con otro tipo de conexión muy potente, que sería el cordón umbilical que une una madre a su hijo, el hijo no nato mediante este cordón pueden sentir en todo momento las emociones de la madre e incluso absorber esa información y tomarla como referencia para cuando nazca.

Tenemos que tener muy presente que somos Seres Individuales que formamos parte del Todo, es importante cortar viejos vínculos que se han anclado en nosotros por experiencias negativas y que nos generan emociones dañinas.

¿Con quién generamos estos lazos emocionales?

Con todas las personas a las que amamos, ya sean nuestros padres, hermanos, pareja, hijos, amigos... Incluso cuando el cuerpo físico fallece y el alma transciende, si el vínculo es muy fuerte sigue perdurando.

Cuando abrimos nuestro corazón a alguien creamos esos lazos para hacer más estrecha la relación, los lazos emocionales no son negativos siempre y cuando nos sean dañinos o destructivos. A veces nos vinculamos a una persona fuertemente y llega un momento que el aprendizaje con ese Ser ha terminado, y se aleja o sale de nuestra vida, es importante en ese instante romper ese lazo energético que nos une para liberarnos del apego, comprendiendo que es lo mejor para el Bien Mayor de las dos personas, así evitaremos sentimientos de: rabia, rencor, culpa, odio, etc.

En el momento que rompemos el vínculo estamos haciendo un trabajo de perdón, de alma a alma, para perdonar a la otra persona y perdonarnos a nosotros mismos, y de esa manera liberarnos nosotros y la otra parte también.

Cuando hacemos el trabajo de cortar los lazos emocionales, no significa se vaya a cortar la relación radicalmente con la otra persona, ni que la vayamos a dejar de ver, sino que lo que hacemos es romper los lazos emocionales para que se vuelvan a crear en positivo, lejos de emociones y recuerdos negativos. A partir de ahí comenzará una nueva relación basada únicamente en la emoción del Amor Incondicional, es tarea de las dos personas mantener esa energía puesta en el nuevo vínculo sano.

¿Cómo nos afectan estos lazos?

Estos viejos apegos son cadenas que nos impiden realizar nuestra propia y verdadera personalidad.

Sobre todo a nivel de pareja cuando hay una ruptura o fallece uno de los cónyuges, estos lazos nos impiden volver a abrirnos a otras personas, generando pensamientos de comparaciones y sensación de "que no vas a encontrar a otra persona que te haga igual de feliz", o incluso aversión hacia el amor de pareja porque hemos sufrido mucho en la relación, y el lazo emocional sigue presente aunque la relación haya terminado.

Cuando el lazo emocional que tenemos con la otra persona es dañino puede influir en nuestra personalidad fomentando las emociones negativas y alejándote de tu bienestar, el motivo es porque interiormente estamos en conflicto, mentalmente entendemos que la relación ha terminado porque lo hemos experimentado físicamente, pero a veces el corazón no está de acuerdo, porque aunque hayamos comprendido que el ciclo de aprendizaje con esa persona ha finalizado, emocionalmente y energéticamente se convierte en una tarea mucho más dificultosa el hecho de aceptarlo, debemos liberarnos de manera consciente para así abrir las puertas a nuevas experiencias con otras almas.

En el ámbito familiar es muy importante que los lazos que nos unan sean sanos y basados en el amor y la compresión mutua, a veces sentimos que tenemos que complacer a nuestros padres o hacerles sentir bien, pasa también con los hermanos, esto genera emociones de autocrítica y exigencia que pueden afectarnos negativamente. Los lazos de este tipo se suele crear en nuestra infancia y/o adolescencia y llevan la carga energética de ese momento, y del nivel de evolución en el que nos encontrábamos en el momento de crear el lazo, cuando crecemos este lazo nos aprieta, nos corta las alas, quizás aún seguimos sintiendo que tenemos que demostrar a nuestros padres "lo buenos que somos", que complacerlos o que necesitamos su aceptación cuando queramos emprender un cambio en nuestra vida, en ese momento nos encontramos en un bucle ya que seguimos emitiendo energéticamente la misma información que cuando teníamos la edad en la que se formó ese lazo y nuestros padres o hermanos automáticamente nos siguen tratando de la misma manera que cuando éramos niños o adolescente, hay que cortar esos lazos para renovarlos y que todas las conexiones familiares sean sanas y sintonizadas con el Bien Común de cada uno.

¿Cuándo es imprescindible cortar lazos emocionales?

- Cuando nuestro cónyuge fallece.

- Cuando una separación (mujer-marido, madre-hijo, amigo-amiga, etc.) nos resulta muy dura.

- Cuando la relación amorosa se termina y ha habido algún tipo de maltrato físico o psíquico.

- Cuando hemos sufrido en nuestra infancia/adolescencia por nuestra relaciones familiares.

-Cuando un ser muy importante fallece y creemos que no hemos hecho lo suficiente por él/ella y han quedado temas pendientes.

 

¡Libérate de las cadenas emocionales, corta el cordón energético que te une y asume la responsabilidad de tu vida, ni ayer, ni mañana, ahora es el momento! 

* Esta terapia se realiza en camilla.

 

 

 

 

1 hora

60 euros

Solicita tu visita

 

                      

Este sitio web usa cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Política de cookies

Una cookie es un pequeño fichero de texto que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. Su utilidad es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Las cookies suelen almacenar información de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, estadísticas de uso, enlaces a  redes sociales, acceso a cuentas de usuario, etc. El objetivo de la cookie es adaptar el contenido de la web a su perfil y necesidades, sin cookies los servicios ofrecidos por cualquier página se verían mermados notablemente. Si lo desea puede más información sobre que son las cookies, almacenan, como eliminarlas, desactivarlas, etc.

Cookies utilizadas en este sitio web

Siguiendo las directrices de la Agencia Española de Protección de Datos procedemos a detallar el uso de cookies que hace esta web con el fin de informarle con la máxima exactitud posible.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies propias:

Cookies de sesión, para garantizar que los usuarios que escriban textos sean humanos y no aplicaciones automatizadas. De esta forma se combate el spam.

Este sitio web utiliza las siguientes cookies de terceros:

Google Analytics: Almacena cookies para poder elaborar estadísticas sobre el tráfico y volumen de visitas de esta web. Al utilizar este sitio web esta consintiendo el tratamiento de información acerca de usted por Google. Por tanto, el ejercicio de cualquier derecho en este sentido deberá hacerlo comunicando directamente con Google.

Redes sociales: Cada red social utiliza sus propias cookies para que usted pueda pinchar en botones del tipo Me gusta o Compartir.

Desactivación o eliminación de cookies

En cualquier momento podrá ejercer su derecho de desactivación o eliminación de cookies de este sitio web. Estas acciones se realizan de forma diferente en función del navegador que esté usando.

Notas adicionales

Ni esta web ni sus representantes legales se hacen responsables ni del contenido ni de la veracidad de las políticas de privacidad que puedan tener o terceros mencionados en esta política de cookies

Los navegadores web son las herramientas encargas de almacenar las cookies y desdese este lugar debe efectuar su derecho a eliminación o desactivación de la mismas. Ni estas web ni sus representantes legales pueden garantizar la correcta o incorrecta manipulación de las cookies por parte de los mencionados navegadores.

En algunos casos es necesario instalar cookies para que el navegador no olvide su decisión de no aceptación de las mismas.

En el caso de las cookies de Google Analitycs, esta empresa almacena las cookies en servidores ubicados en Estados Unidos y se compromete a no compartirla con terceros, excepto en los casos en los que sea necesario para el funcionamiento del sistema o cuando la ley obligue a tal efecto.
Según Google no guarda su dirección IP. Google Inc. Es una compañía adherida al Acuerdo de Puerto Seguro que garantiza que todos los datos transferidos serán tratados con un nivel de protección acorde con la normativa europea.

Para cualquier duda o consulta acerca de esta política de cookies no dude en comunicarse con nosotros a través de la sección de contacto.